Ya que nos quedamos solos en el departamento, es momento de darle a lo que tanto hemos deseado: mi novia y yo nos cogemos muy rico, ella me la mama, yo me la follo

La verdad es que mi novia siempre me ha encendido de sobre manera. Tan es así que a la menor oportunidad que tuvimos, cuando mi amigo salió del departamento que rentamos juntos, pues se me lanza mi novia y se me prende del pito. Qué rica mamada es la que me da, hasta se traga mis huevos peludos. Y me pone más cachondo con esa jodida lencería que trae puesta, de infarto.