Y tú qué le harías a Angelina que un dildo de ese grosor no podría darle

Yo creo que todos los hombres en algún momento hemos estado encandilados por una mujer, no importa cuál, pero siempre pasa. Ya sea que se trate de tu vecina, una amiga, la mamá de una amiga, etcétera. Siempre hay una mujer que te roba el sueño, o por lo menos abunda en tus más alocadas fantasías. Esas donde tú eres el amo y señor de todo lo que pasa, y que estás seguro que puedes hacer y deshacer en un momento, y con esto me refiero a las múltiples situaciones que imaginas. Una donde es sumisa, otra donde es agresiva, tiene un rol, puede ser maestra, alumna, secretaria… Como sea siempre hay mujeres que como ella nos roban el aliento una y mil veces.