Sus tetas son tan grandes como sus ganas de coger… y eso es delicioso

Visitas: 3,857 reproducciones Calificación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Ahora que la gata se quedó sola en la casa conmigo aproveché para “carnearla” (así le decimos al acto de cachondear, “vacilar” a una mujer para llevártela a la cama) Y como vi que la putita no me decía nada pues seguí en lo mío hasta que de plano le robé un beso. También, obviamente aproveché para meterle mano y sentir qué tan buena, estaba… Y la neta es que está super rica la mamita, por eso precisamente no le di tregua hasta que me la llevé a mi recámara. Y ya se imaginarán lo que ocurrió en ese lugar una vez que la tuve a mi merced… Sólo puedo resumirles que le dí una sabrosa cogida que aún recuerdo como si fuera ayer.