Qué a gusto el cogerme a la morrita de mi sobrino, claro que con su permiso. Porque pues estamos haciendo un trío de lo más sabroso

Valió la pena el pasar mucho tiempo con ellos, con mi sobrino y su morrita, porque pues ya me la está compartiendo el muy ojete. Como somos casi de la misma edad, pues nos llevamos muy bien mi sobrino y yo, y como su morra se ve que le encanta la verga, pues le tiré el rollo. Claro que ella me dijo que no, que prácticamente yo también era tío de ella. Puras mamadas de esas sacó la pendeja. Ah, pero entonces le tiré el rollo a mi sobrino, diciéndole que a las morras hay que enseñarles a coger entre dos, y el muy ojete, te digo, se la creyó. Así que nos aventamos este trío de calenturientos que estábamos. La chica, como ves, ni siquiera dice que no, abre completamente la boca y se mete la verga de mi sobrino, mientras yo le abro la panocha y le meto el calibre de mi verga por entero.