Me mandó llamar la orientadora profesional y que me la lleno de verga, riquísimo

Estamos en último semestres y eso pues ya debería poner a los maestro en aviso de que ya no somos unos niños, después de todo ya tenemos 18 años todos y todas las del salón, lo que significa que tenemos edad suficiente para ser llamados adultos. Que me manda llamar la orientadora profesional y me digo, esta vieja qué se trae que ahora a un mes de salir y a punto de entrar en la universidad me manda llamar. Y no me lo van a creer pero ella que me dice en cuanto entro, oye desde que te vi pues me gustaste, te lo voy a decir toda la verdad, yo tengo 23, tu 18 años, por qué no nos echamos un palito aquí y ahora para que no te vayas sin conocer lo que es una mujer de verdad, y ahí mismo me la llené de verga y ya no la volví a ver jamás, aunque la recuerdo cada vez que me la jalo.