Me gustan de pene grande y grueso para que la vagina se me llene de leche

Cada que veo a este mulato siento deseos de de subirme en él para que me acaricie la espalda, me agarre de las nalgas y me diga cosas muy sucias. A veces es un poco torpe; dice que lo hago sentir indefenso cuando lo presiono. Pero no es así, me gusta tomar la iniciativa, seducirlo, sonreírle mientras me quito la ropa… y claro, cuando me ve en lencería lo único que quiere es cogerme durísimo. Y me encanta que lo haga. Yo siempre quiero que me lo haga, pero entre la escuela (soy maestra) y su oficina, a veces no hay mucho tiempo. De ahí que cada que nos tomamos el tiempo el sexo es grandioso, delicioso. Me encanta.