Como no tenía para pagar las tortillas, le pagué con cuerpomatic a este chico

Vaya que casi lo dejo bizco al pobre chamaco, porque me lo cogí. Casi estoy segura que a sus 18 añitos, se puñetea machín el buey, pues tiene toda la mano peluda y la cara llena de granos. Pero aún así es el tortillero y hay que pagarle. Pero pues yo le pagué a como sé: con cuerpomatic. Total, yo no vivo acá, en Puebla, yo soy de Saltillo y me vine a pasar semana diabla por acá y, por qué no, echarme una canita al aire, ni modo que mi novio allá en Xalapa se la esté pasando solo. Así que le dije al chavo que si no me cobraba el kilo de tortillas, le podría ayudar a subir los sacos de harina a la mezcladora. Sinceramente, yo no soy fea, no estoy nada mal de cuerpo y el chico pues de seguro vio su oportunidad, también, de quitarse las ganas de una buena vez por todas. Y lo hice gozar, te lo aseguro.

  • Categorias: Maduras
  • Reproducciones: 4,344 reproducciones
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 2.00 out of 5)
    Loading...