A mi novio le gustan las rusas, se las pongo justo en medio de su pito, y luego junto las chichis y hago que se me venga encima

Pero si pone los ojos en blanco de tanto placer el pobre de mi novio. Yo ya sabía que a él le gustaban las tetonas, me lo dijo antes de ponernos de novios, por eso es que él y yo quedamos. Por eso es que ahora, cuando lo hacemos por primera vez, me pide de favor que le haga una puñeta rusa. Yo se la hago hasta que se me venga encima, si lo vieras al pobre condenado.