Para pasar la temporada decembrina, nada mejor que UNAS VACACIONES EN MIAMI, con mi novio, en su casa de vacaciones. Y claro que NOS COGEMOS EN LA ALBERCA, la llenamos de mecos

Hasta la alberca la llenamos de mecos, no puede ser. Sí, porque en esta casa de vacacionistas de mi novio, siempre la pasamos bomba. Claro, como no queremos pasar el fin de año en el frío, que nos marchamos a Miami, en los Estados Unidos, y que nos divertimos de lo lindo, cogiéndonos y no precisamente de la mano, sino de los sexos. A mi novio le gusta y a mí también, entonces, qué.