Después de estas FIESTAS DECEMBRINAS, el regreso al trabajo ha sido duro, tan es así que hoy vinimos a trabajar A SOLAS MI JEFE Y YO a la oficina, y pues sucedió que he conseguido el aumento

Ese aumento de sueldo que siempre le había pedido al jefe, por fin se me concedió hoy al tener relaciones sexuales con mi patrón. Bien dicen que las cosas, si luchas, si batallas por ellas, puedes alcanzarlas. Yo lo he conseguido a base de mis nalgas, puedo presumir, pero no cualquier chica, incluso en esta oficina, puede decir lo mismo. ¿A poco tú me negarías ese aumento de sueldo?